Historia familiar

La historia de la familia Bastida está ligada a Pessonada, municipio de la Conca de Dalt, en el Pallars Jussà (Lleida). En la época pre-filoxérica, el cultivo de la viña estaba muy arraigado en este municipio, así como en el resto de municipios de la Conca de Dalt y de Tremp. El vino que se elaboraba era muy apreciado por los miembros de la propia familia y las personas que se alojaban en la fonda, propiedad de la familia. Debido a la plaga de la filoxera el cultivo de la viña desapareció, y fue sustituido por otros cultivos como los cereales, almendros, olivos, etc. Con el paso del tiempo, las condiciones meteorológicas y la ayuda de las personas que aman su tierra, el cultivo de la viña y la elaboración de vinos de altura ha vuelto a Pessonada. En la actualidad, Ramón Bastida lidera este proyecto con la colaboración de sus hijos Fernando y Ramón.